Entrevista a Rosario Jiménez, directora de “El Despertar de Camila”

Entrevista a Rosario Jiménez, directora de “El Despertar de Camila”

“El Despertar de Camila” cuenta la historia de Nicole Duarte, una joven que a sus 17 años tuvo un accidente cerebrovascular que cambió su vida y que la obligó a reinventarse, camino que llevó a cabo con humor, persistencia y valentía.

Conversamos con la directora de la película, Rosario Jiménez Gili, quien nos contó sobre su cercanía con la discapacidad; cómo la necesidad de cambiar la mirada respecto a ésta la inspiró para realizar la película y por qué eligió la historia de Nicole, quien es interpretada por la actriz Francisca Walker.

Imagen de Rosario Jiménez, directora de “El Despertar de Camila”

¿Cómo nace esta idea y porqué centraste tu película en la discapacidad?

El tema de la discapacidad me interesa por dos razones, por un lado soy familiar de una persona con discapacidad psiquiátrica y me ha tocado vivirlo de cerca y, por otro, creo que todos tenemos un grado de discapacidad en la medida que no podemos desarrollarnos 100 por ciento como persona porque tenemos una discapacidad invisible.

En mi caso en la universidad cuando estudie bellas artes venía trabajando el tema de la culpa y cómo ésta te genera una discapacidad para poder desenvolverte 100 por ciento en tu vida, a raíz de la educación religiosa, como la culpa sexual o social, y cómo la culpa en general empieza a ocupar los espacios de tu vida. Empecé a trabajar eso con el videoarte y después quise llevarlo al cine, pero me di cuenta de que la culpa es muy abstracta y difícil de visualizar y demasiada autobiográfica y encontré en la vida de Nicole Duarte y en la experiencia del accidente cerebro vascular una metáfora de lo que a mí también me pasaba, entonces ahí pude empatizar con ella y al mismo tiempo entré en un tema muy interesante a nivel de salud pública, para hacerlo más visible.

¿Cuál es el enfoque y el mensaje que das con la película?

Es un enfoque bien transgresor en el sentido de que uno puede reírse de la discapacidad, tomársela con humor, saber que no es un tema tabú y que incluso la discapacidad es entretenida en la medida de que te muestra facetas distintas de las personas. Además que es un desafío muy bonito porque invita a la diversidad y al cambio de mirada, fuera de la lástima, con mucho humor y, por otro lado, el accidente cerebro vascular es algo que cada vez ocurre más en las adolescentes producto del uso de anticonceptivos y por el nivel de estrés que estamos viviendo. Entonces es un llamado de atención y de decir ojo, paremos, analicemos a qué le estamos poniendo prioridad. Es una reflexión y un momento de entretención, un poco de las dos cosas.

¿Cómo conociste a Nicole y cómo te relacionaste con ella?

Yo estaba trabajando un video para una clínica de neurorehabilitación y el guión no me convencía mucho y cuando vi estos testimonios de personas con discapacidad, pensé que debía investigar y encontrar un caso real que estructure este relato y que le de vida y así entrevisté a distintas mujeres y me quedé con el caso de Nicole porque tenía el conflicto del antes y el después. Además pensaba que podía conectar con las personas que no tienen discapacidad, porque la protagonista parte la película sin discapacidad, siendo exitosa y famosa en su medio, y le viene este accidente y debe replantear su vida de nuevo, entonces pensé que podía ser un gancho interesante para las personas que no están en situación de discapacidad y que también se sintieran convocadas a ver la película, que no sintieran rechazo por lo distinto. Me doy cuenta de que igual el tema sigue siendo difícil y que las personas están más alejadas de él de lo que uno quisiera, pero igual es un paso y creo que todavía queda mucho por trabajar.

¿Cómo ha sido la recepción de la película acá y en el extranjero?

Tuvimos una muestra en Francia y acá en el teatro municipal de Las Condes, como con 600 personas, porque ellos nos apoyaron en la post producción y la recepción es súper buena, pero hay un tema de que las películas muchas veces no llegan a todas las regiones o no siempre se tiene el financiamiento o redes necesarias para que la gente sepa de la película.

Los cines comerciales a veces no dan tiempo suficiente a los proyectos para que se afiaten, entonces uno se va encontrando con hartos obstáculos en el camino pero el saldo igualmente es positivo, hemos recibido una buena crítica, la Fran Walker ha sido muy bien evaluada por su trabajo como actriz y en general la estructura de la película funciona bien y lo hicimos con mucho cariño.