El amor es clave, no la discapacidad: Paulina y Juan Pablo

El amor es clave, no la discapacidad: Paulina y Juan Pablo

Esta es la historia de Paulina Henríquez y Juan Pablo Chaparro.  Ellos fueron parte del proyecto #TransformarSE 1era generación en Fundación Ronda. Son novios y llevan 8 años juntos y quisieron compartir su historia de amor, para celebrar la semana del amor y la inclusión, este 14 de febrero de 2019.

Cuentan que estuvieron 2 años separados por problemas familiares, pero que hoy viven felices, juntos,  para pronto formar una familia.

¿Cómo se conocieron?

  • En un matrimonio. Paulina llegó de repente, acompañada de su amiga, para ir a buscar a otra persona. La novia de la fiesta,  la invitó a pasar. Cuentan que “no fue amor a primera vista de parte de Juan Pablo, pero sí para Paulina”.

Paulina, lo vio y preguntó enseguida quién era Juan Pablo. Lo vio en la mesa, disfrutando de la fiesta. Ella quería conocerlo o al menos bailar una pieza de baile con él.

Cuando se dio cuenta que Juan Pablo, estaba en silla de ruedas, dice que fue como “un balde de agua fría”. “Nunca me había pasado algo así”. “Esto no afectó para nada mi gusto por él, es más, creo que más me gustó, porque era mayor el desafío. Más me llamó la atención”.

¿Cómo es vivir el amor en situación de discapacidad?

No sabemos lo que es eso. Para mí nunca ha sido un prejuicio que Juan Pablo sea una persona con discapacidad, comenta Paulina. «Gracias a Dios, Juan Pablo es muy independiente y autovalente». No hay límites entre nuestro amor. Nunca lo vi, ni lo he visto, como una persona con discapacidad.  Juan Pablo comenta que antes, tenía un pensamiento distinto de la vida, se rodeaba de la desconfianza de las personas, sentía rabia y no era capaz de tener amigos. Hoy gracias al amor de su novia ha aprendido a valorar su relación, a respetarse frente a los obstáculos y a entender que la discapacidad está en nuestra mente y que no es un tema en su relación. Hoy puede tomar el transporte público sin problemas, antes prefería no salir de casa, por no atreverse a salir a la calle.

¿Qué es lo más complejo de vivir el amor con una persona con discapacidad?

Lo más complejo es sentir el prejuicio de la gente, el sentir “el asistencialismo de la gente”. A veces siento que nos miran como «pobrecita, quizás no encontró a nadie más por eso está con una persona en silla de ruedas», comenta Paulina.  No es que somos especiales, ni tengamos capacidades «especiales» somos igual a todos, y en la diversidad, está la riqueza, comenta Juan Pablo. Nuestra familia no nos ve como “personas distintas”. Nuestra familia lo ha tomado con naturalidad, y hasta con humor. Recuerdan que en familia con Juan Pablo bromean y le dicen: “Juan Pablo, préstale la silla a tu polola, que está cansada”.

Discapacidad de Juan Pablo

Juan Pablo, tiene discapacidad física en un 70%, lleva 15 años en silla de ruedas por un accidente. Cuenta que se cayó saltando en bicicleta en el 2015 y en el 2017 tuvo otro accidente, fue atropellado por un vehículo. Después del segundo accidente, no pudo volver a caminar: su diagnóstico es paraplejía.

Juan Pablo y Paulina, están comprometidos, hace 2 años. Están pensando en casarse, pero antes deben reunir los fondos económicos. Juan Pablo es Diseñador Gráfico y trabaja de manera freelance. Paulina es Relacionadora Pública y trabaja como asesora de belleza en una tienda comercial. Codo a codo, hoy se proyectan a un futuro mejor.

Esta pareja es el fiel reflejo de la valentía de superar cualquier obstáculo. No existen barreras para el amor. La discapacidad no es un tema «especial» a tratar. Las personas con discapacidad también viven el amor, y lo reflejan en el día a día amándose más.

¡Felicidades para Paulina y Juan Pablo!

Juan Pablo y Paulina sentados mirando directo a la cámara.
Fotografía: Juan Pablo y Paulina sentados mirando directo a la cámara, sonriendo.

 

 

Please follow and like us: