Entra en vigencia el artículo DS 50: ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

Entra en vigencia el artículo DS 50: ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

Queremos recordar que hoy, 4 de marzo de 2019, vence el plazo para hacer adecuaciones de #AccesibilidadUniversal según Ley Nº20.422  Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad y Decreto Supremo Nº 50 de accesibilidad universal, que obliga en marzo de 2019 a los espacios de uso público, (edificados desde 1994 en adelante) tienen que ser accesibles.

Vocablos y definiciones a considerar:

Accesibilidad universal: la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas, en condiciones de seguridad y comodidad, de la forma más autónoma y natural posible.

Diseño universal: la actividad por la que se conciben o proyectan, desde el origen, entornos, procesos, bienes, productos, servicios, objetos, instrumentos, dispositivos o herramientas de forma que puedan ser utilizados por todas las personas o en su mayor extensión posible.”.

Huella podotáctil: recorrido de pavimento con texturas en sobre relieve y contraste cromático respecto del pavimento circundante, destinada a guiar y/o alertar de los cambios de dirección o de nivel en una circulación peatonal.”.

Ruta accesible: parte de una vereda o de una circulación peatonal, de ancho continuo, apta para cualquier persona, con pavimento estable, sin elementos sueltos, de superficie homogénea, antideslizante en seco y en mojado, libre de obstáculos, gradas o cualquier barrera que dificulte el desplazamiento y percepción de su recorrido.

Símbolo Internacional de Accesibilidad (SIA): “Símbolo gráfico conforme a la NCh 3180, con silla de ruedas en blanco sobre un fondo azul, Pantone 294C.”.

¿Cuáles son las consecuencias de no dar cumplimiento de esta ley, con los plazos establecidos?

Es importante mencionar que el agente fiscalizador de la ley 21.015 es la dirección del trabajo y que las multas asociadas al incumplimiento de esta normativa corresponde de 2 a 40 UTM en mediana empresa y de 3 a 6 en el caso de empresas de gran tamaño, la cual no excusa del pago de 2 sueldos mínimos por mes de incumplimiento a través de donaciones (medidas alternativas).

En relación al Decreto Supremo 50, el agente fiscalizador es la Dirección de Obras Municipales quien puede realizarlo a través de dos vías: tramitación de permisos (solicitud de permisos de edificación en construcciones nuevas o de regularización en construcciones antiguas) y denuncias.

Ahora bien, en el caso de incumplimiento dicho ente municipal deberá denunciar ante el juzgado de policía local, quien podrá sancionar a la persona u organización inicialmente con una multa de 10 a 120 UTM mensuales, la cual se duplicará en caso de reincidencia.

De persistir con el incumplimiento y no realizar los ajustes exigidos por la ley 20.422 el juzgado podrá incluso clausurar el establecimiento en cuestión.

En Fundación Ronda, contamos con una propuesta de asesoría en 360º y que está dirigida a entregar apoyo, consistencia y herramientas para el alcance de los objetivos propuestos para empresas u organismos públicos que necesitan orientación acerca del Decreto Supremo N°50 que modifica la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción incorporando los criterios de accesibilidad y diseño universal, en materia de Discapacidad e Inclusión.

Los ejes que enmarcan hoy nuestro plan son:

  1. Inclusión socio laboral.
  2. Accesibilidad Universal.
  3. Vinculación mundo público privada.
  4. Talleres- Charlas- educación.
  5. Política de Diversidad e Inclusión (diagnóstico).
  6. Comunicaciones inclusivas.

Todos estos ejes ayudan a generar cumplimiento de manera integral de las normativas. Somos una fundación que presta asesoría en diversidad e inclusión. ¡Descúbrenos!

Más información, con Diana Silva al mail [email protected]

 

 

 

Please follow and like us: